Farallones de Tecsecocha

Farallones de Tecsecocha en cusco

Ahora nos toca conocer un lugar mágico y encantador, se trata de los farallones de Tecsecocha, un destino pintoresco, muy atractivo, al que es relativamente fácil de acceder. En esta ocasión, te contaremos cómo es, cómo llegar a Tecsecocha, las actividades que puedes realizar en ella y muchos datos interesantes que te pueden servir en caso estés pensando ir a los farallones de Tecsecocha o simplemente quieras saber algo sobre este sitio turístico. 

Qué y cómo son los farallones de Tecsecocha

Los farallones de Tecsecocha son un conjunto de formaciones rocosas en cadena, de enormes dimensiones y elevación, cuyas alturas varían aproximadamente entre los 40 a 100 metros. Un accidente geográfico natural con formas atractivas, que combinado con el entorno que lo rodea, hacen en conjunto un lugar espectacular, ideal para la actividad turística.

Farallones de Tecsecocha

Farallones y cascada de Tecsecocha

En los farallones de Tecsecocha se puede apreciar un paisaje muy hermoso, cuenta con miradores para obtener las vistas más panorámicas. Uno de los atractivos es la cascada de Tecsecocha, un chorro de agua que se desprende desde una altura considerable de por encima de las rocas, la cantidad de agua puede ser más abundante en temporada de lluvias que en secas. El agua cae sobre una atractiva estructura en forma de cruz andina o chakana.

Cascada de os farallones de tecsecocha

El agua pasa por un riachuelo que le da vida al entorno, alrededor de ella existe abundante vegetación, plantas silvestres, arbustos, pastos naturales y mucho más. También existe un pequeño estanque de agua, cuya cantidad de agua varia de acuerdo a la temporada.

El camino para dar el paseo es bastante claro, con señalización, empedrada, con gradas en partes, muy acogedor y da gusto caminarla. Se pueden apreciar algunos elementos pintorescos como esculturas artísticas, pequeños puentes de madera, etc.

Pinturas rupestres y tumbas de Tecsecocha

Entre otras curiosidades sobre Tecsecocha podemos mencionar las pinturas rupestres que se aprecian en algunas partes puntuales como en la parte inferior de los farallones, al parecer se trata de representaciones gráficas de camélidos o quizá alguna escena de pastoreo; posiblemente estas pinturas rupestres de Tecsecocha tengan más de 2000 años de antigüedad.

Por otro lado se puede apreciar los restos óseos en las tumbas, probablemente se trató de un lugar para los difuntos en la antigüedad.

Ubicación – donde queda los farallones de Tecsecocha

Los farallones de Tecsecocha se encuentra ubicada en el corazón de los andes peruanos, en el departamento de Cusco, provincia de Cusco, distrito de Ccorca. Está ubicado a una altura de 3600 m.s.n.m aproximadamente.

Cómo llegar a los farallones de Tecsecocha

Llegar a los farallones de Tecsecocha no es tan complicado, se ubicada relativamente cerca partiendo de la ciudad de Cusco. Si prefieres ir con alguna agencia de viaje o un guía, entonces ellos te informarán sobre la movilidad y se encargarán de guiarte, no tendrás que preocuparte de este aspecto.

Sin embargo si deseas ir por cuenta propia, entonces, puedes tomar una movilidad privada o si prefieres tomar los vehículos colectivos que van y vienen. Para tomar un vehículo colectivo, tendremos que dirigirnos al paradero Puquín o también conocido como paradero grifo Repsol en el distrito de Santiago de Cusco. Desde allí tomamos un vehículo a Ccorca, estos salen con frecuencia durante el día, el viaje aproximado es de 1 hora un poco más o menos, dependiendo. Diga al conductor o ayudante que bajará en la entrada a los farallones, de tal manera que te deje justo en la entrada.

De Ccorca podemos emprender una corta caminata para llegar a los farallones, listo, una vez llegado a nuestro destino podemos disfrutar de las maravillosas vistas que nos ofrece.

Normalmente esa es la ruta, salvo se estén realizando algunas obras o mantenimiento de carreteras.

Para el retorno puedes ir al pueblo y tomar un colectivo desde allí, o quizá haya alguno esperando en tu salida de los farallones.

Aunque la mayoría de personas prefiere ir en vehículo, no está de más mencionar que también existen otras formas de llegar, por ejemplo practicando ciclismo, o una caminata más larga.

¿Dónde comer en los Farallones de Tecsecocha?

Con respecto a la comida, puedes encontrar tiendas, cafeterías y restaurantes en el pueblo más cercano, así que, asunto solucionado, sin embargo, no está de más llevar tus snack o llevar tu comida preferida.

Qué actividades hacer en los farallones de tecsecocha

Podemos hacer algunas actividades en los farallones de Tecsecocha, evidentemente podemos disfrutar de una caminata agradable, visitar cada zona de los farallones, tomar las mejores fotografías a las pinturas rupestres, las tumbas, la cascada de los farallones, los mismos farallones y las vistas panorámicas.

Por otro lado, se pueden aprovechar las pendientes que poseen para hacer actividades como el Rappelling, se trata de subir o bajar pendientes con cuerdas, evidentemente con las respectivas medidas de seguridad y conocimiento sobre dicha actividad.

Clima y mejor temporada para ir a Tecsecocha

Al igual que la mayoría de la zona andina, los farallones de Tecsecocha presentan en resumen dos temporadas bastante distinguibles, la temporada de lluvias y la temporada seca. La mejor temporada para ir dependerá de tus preferencias y disponibilidad, pero, aquí te contaremos un poco el escenario que te puedes encontrar de acuerdo a la temporada en la que vayas.

La época de lluvias se suele presentar entre los meses de octubre y marzo, lluvias con mayor intensidad entre Diciembre y Marzo; aunque en Septiembre y Abril, se pueden presentar lluvias menos frecuentes. En esta temporada el cielo puede presentarse parcial o totalmente nublado, puede llover en cualquier momento, por ello, hay ir preparado, llevar protección contra la lluvia, caminar con cuidado por si hay zonas resbalosas. Por otro lado, en esta época el ambiente es verde, presenta abundante vegetación, tanto por la cascada como por el riachuelo discurre más agua que en temporada seca.

La temporada seca se presenta entre los meses de Abril y Septiembre, con mayor intensidad entre Mayo y Agosto; el ambiente en esta temporada se caracteriza por presentar cielo despejado, soleado durante el día, trata de ir protegido contra las radiaciones solares. Si se trata de una temporada muy seca, es posible que la cascada tenga poca agua o simplemente no haya, sin embargo, el paisaje sigue siendo hermoso.

Fauna y flora en Tecsecocha

Los farallones de Tecsecocha presenta gran diversidad de flora y fauna, especialmente se puede apreciar a simple vista la variedad de plantas desde las pequeñas hasta arboles grandes, por ejemplo, se pueden ver: arboles de eucalipto, queuña, mutuy, roque, muña, ichu, pastos naturales, etc. Los pobladores también siembran habas, papa, maíz, fresa y otros más.

Por otro lado, también se pueden ver algunos animales, especialmente aves como el gorrión andino, ibis plateado, etc. entre otras especies que habitan por la región podemos mencionar zorros, zorrinos, tarucas, etc. aunque estas últimas no se suelen ver con frecuencia.

Recomendaciones para ir a Tecsecocha

Para terminar, mencionaremos algunas simples recomendaciones que te pueden servir para que llegues a los farallones de Tecsecocha y que tengas la mejor experiencia que puedas tener.

  • Toma en cuenta la temporada en la que vayas y ve preparado, si es temporada de lluvia, lleva protección, ropa impermeable y abrígate si el día es frio.
  • No olvides llevar tus documentos de identidad personales, dinero en efectivo, snacks o algún refrigerio, si tienes algún medicamento no olvides.
  • Lleva una mochila ligera para cargar tus pertenecías, también considera llevar gorro, protector solar, gafas de sol si necesitas. No olvides llevar tus dispositivos de fotografía bien cargados o si vas grabar, batería adicional. 
  • Recuerda que los farallones de Tecsecocha se encuentran a 3600 m.s.n.m. si no estás acostumbrado, entonces trata de aclimatarte antes de ir y evitar algún mal de altura.
  • Nunca arrojes basura o desechos al rio o al campo en los Farallones de Tecsecocha, deposítalos en tachos o llévalos en tu mochila hasta depositarlo en un tacho de basura; así ayudarás de alguna manera a preservar el ambiente natural.

Ahora que sabemos algo de cómo viajar a los farallones de Tecsecocha, no olvides estas simples recomendaciones, esperamos que la información te haya servido, si es así, compártelo con algún amigo que le pueda interesar este destino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.